Adaptación de la LOPD para empresas

Tabla de contenidos

Toda ley nueva responde de forma directa a una problemática generada o renovada que obliga a la protección de las personas físicas o jurídicas ante amenazas antes desconocidas, lo cual ocasiona que las empresas, personas u otros entes obligados a su cumplimiento necesiten un intervalo de tiempo razonable para asimilar el cambio y adaptarse a las nuevas normativas, pues en la mayoría de los casos ignoran los plazos previstos por los órganos legislativos para la entrada en vigor de la nueva ley.

En el caso de la Ley Orgánica de Protección de Datos, nos encontramos no sólo con el problema de los períodos de adaptación, especialmente evidentes en el caso del pequeño y mediano empresario, sino evidente desconocimiento a la hora de delimitar de qué forma y en qué medida afecta al desarrollo de la actividad de determinadas empresas para mantenerse dentro de la legalidad y lo que es más grave: una gran parte ignora si es sujeto activo o pasivo en esta coyuntura legal.

Si usted, como empresario, lee con atención la siguiente frase:

“Cualquier persona física o jurídica, tanto pública como privada, que para la realización de su actividad utilice datos de carácter personal estará obligado a cumplir la L.O.P.D.”

Imagino que de forma inmediata se habrá sentido usted incluido ineludiblemente entre los sujetos obligados a cumplir con la dicha ley, de la misma forma que espera protección ante la amenaza de uso fraudulento que otros pudieran hacer de sus datos personales.

Una segunda reflexión le habrá conducido a intentar esquivar su responsabilidad con evasivas del tipo “nosotros manejamos muy pocos datos”, “todos los datos de nuestros clientes están seguros aquí” o “nadie se va a preocupar de controlar a una empresa tan pequeña como la nuestra”. Recuerde que las leyes se aplican de forma general y solidaria, lo cual significa que tanto el ámbito como las fechas de aplicación son ineludibles y la ignorancia de las leyes no excusa su incumplimiento.

Por eso es tan importante que no pierda el tiempo y adapte cuanto antes el funcionamiento de su empresa a la LOPD, evitará futuros inconvenientes cuya solución será más costosa que el gasto destinado a prevenirlos.

Deja un comentario

2 × 3 =