Porque lo importante no es caminar sino dejar huella

Adaptación de la Ley de Protección de Datos y la Privacidad de Datos

 

En los últimos años hemos asistido a la revolución y afianzamiento de la red global en nuestras vidas, primero en nuestro trabajo y posteriormente de forma paulatina pero inevitable en nuestra vida privada con la llegada del correo electrónico, más tarde el chat y por último las redes sociales,todo ello gracias a la instalación de internet en el reducto supuestamente inviolable que es nuestro hogar y desde donde conectamos e intercambiamos  información de todo tipo con desconocidos de todo el planeta, con la plena seguridad de que nada ni nadie podrá acceder a nuestro inexpugnable fortaleza de intimidad para hacernos daño.

Derecho al Olvido


Entusiasmados por esta nueva posibilidad de plasmar nuestros ideales, inquietudes y logros con el fin de ganar alguna suerte de reconocimiento masivo por ello, nos condujo a relajar la precaución a la hora de revelar cualquier dato relativo a nuestra vida privada e incluso íntima. No contentos con ello, ampliamos irresponsablemente esta actividad desde los ordenadores de nuestro entorno laboral, ciber cafés, terminales de terceras personas, etc. Convencidos de que un buen password nos garantiza la plena inmunidad ante la incursión de cualquier curioso.

¿Alguna vez nos hemos planteado la trascendencia del rastro digital que nuestra descuidada actividad diaria está generando?

¿Nos hemos dado cuenta de que nuestra privacidad global entraña ya una complicadísima gestión que para muchas personas empieza a ser una preocupación, cuando no un serio problema? Simplemente teclee usted su nombre en un buscador de internet y se sorprenderá de lo sencillo que resulta el acceso a innumerables aspectos de su vida, presente y pasada, con las consecuencias que ello conlleva.

Protección de datos - Privacidad GlobalEnfrentados a los imprevisibles cambios de nuestra vida cotidiana, ¿cuántas veces nos hemos arrepentido de revelar informaciones que otrora nos resultaban inocuas o intrascendentes? A menudo aceptamos resignados esta eventualidad sin ser conscientes de lo que hoy en día se llama el derecho al olvido digital, es decir, a borrar de la red global cualquier rastro que pudiera ser susceptible de utilizarse para perjudicarnos.

La implementación y generalización de la globalidad digital abarca prácticamente todos los aspectos de nuestra vida, sociales, administrativos, laborales y privados. La simple actividad cotidiana más intrascendente, como pagar un desayuno con tarjeta, utilizar el transporte urbano con bono, ser sancionado por una infracción leve de tráfico, etc., va dejando un perenne rastro que nadie se ocupa de gestionar de manera responsable, aceptando formar parte de una masa anónima que presuntamente nos envuelve protegiéndonos, pero que a título personal nos exige responsabilidades como individuos.

La inmediatez y la gratuidad de muchos servicios fácilmente accesibles en la red nos conduce a aceptar condiciones plagadas de letra pequeña sin ni tan siquiera leerlas, sorprendiéndonos poco tiempo más tarde con la recepción de publicidad masiva en forma de SPAM perfectamente focalizada en nuestros deseos supuestamente revelados únicamente a nuestros contactos. Deberíamos saber que la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) se creó para protegernos de estas acciones abusivas, pero de nada nos sirve si consentimos alegremente el acceso a nuestros contactos a cambio de vanas ofertas abriendo con ello la puerta de nuestra intimidad a cualquier intruso aprovechado.



Privacidad de datos - Privacidad Global

Privacidad Global, amparado en la filosofía de la Agencia Española de Protección de Datos, y regido por los preceptos de la LOPD, centra todas las acciones encaminadas a lograr su derecho al olvido digital a través de tres vías primordiales:

  • Redes sociales y testamento digital.

La dificultad que entraña para el ciudadano de a pie, poco experto en abismos informáticos, gestionar adecuadamente su presencia (o ausencia) en las redes sociales de calado tan universal como Facebook, Twiter o Twenty, por no mencionar los portales dedicados a facilitar contactos “con la máxima discreción”, nos comprometen a aconsejarle la manera más adecuada de formar parte de estas comunidades sin que por ello ponga usted en peligro su integridad moral ni su privacidad.

También podemos eliminarle definitivamente de cualquier búsqueda gracias a un software adecuado creado a tal efecto por profesionales con el objetivo claro de conseguir el deseado olvido digital que nos devuelva la intimidad perdida.

Dentro de los servicios especializados que ofrecemos, Privacidad Global le instruye en la elaboración de un Testamento Digital que permita la adecuada gestión de su futurible o no deseada ciber-existencia en caso de fallecimiento o incapacidad. Piense detenidamente en las consecuencias que para sus familiares puede tener una mala administración de su legado en la red global, concepto muy pocas veces planteado pero que a nuestro juicio es de una máxima relevancia.

  • BOEs, Edictos y comunicaciones oficiales.

Ley de Protección de Datos - Privacidad GlobalPoca gente sabe que cualquier tipo de sanción o eventualidad plasmada en publicaciones oficiales es irrevocable y permanece “ad aeternum” en la documentación pública. Si bien es cierto que esto ha de ser así para el buen funcionamiento de las instituciones, el hecho de que nuestro nombre pueda ser rastreado en ellas es evitable ejerciendo nuestro derecho al olvido digital. Esto significa que ningún buscador detectará nuestro nombre en este tipo de documentos si no conoce de antemano el documento y fecha exactos que debe consultar, lo cual nos protege del acceso a datos ya resuelto de nuestro pasado que puedan ser interpretados de forma interesada y perjudicial para nosotros (por ejemplo una comunicación por sanción por  un control de alcoholemia con resultado positivo permanecerá siempre en el BOE correspondiente aunque usted ya haya cumplido con todas sus obligaciones con posterioridad).

  • Medios de comunicación.

Términos como presunto, imputado o sospechoso nos resultan desgraciadamente familiares por su recurrente aparición en noticias relativas a todo tipo de personas que tal vez con posterioridad y de forma justa vean favorablemente resueltas sus cuitas con la justicia. Por desgracia esas noticias o comunicados vertidos por los medios de comunicación en la red permanecerán invariables a lo largo del tiempo, esto quiere decir que si su nombre aparece en asociado a uno de estos calificativos en una fecha concreta, cualquiera que rastree su nombre con perversas intenciones no se preocupará por investigar si posteriormente su integridad moral y su honra quedaron impolutas. Privacidad Global evitará que su persona aparezca ligada a noticias deshonrosas consiguiendo para usted un pasado aséptico en la red devolviéndole la dignidad que nunca debió ser puesta en entredicho.

Video - Adaptación de la Ley de Protección de Datos






Síguenos en Google+